miércoles, mayo 31

PowerPoint



Atrás quedó la prehistoria del pizarrón y la tiza cuyos residuos llevaron a la tumba a muchas maestras asmáticas, las fichas traspapeladas en medio del discurso, o el bombillito del retroproyector que hacía sudar a mares al conferencista. Ahora con PowerPoint educarse es toda una experiencia lúdica: el destello de la primera lámina impone en medio de la penumbra una sensación tan parecida a estar en el cine, que provoca abastecerse de cotufas y deslizar el brazo sobre el hombro de la tipa adyacente para disfrutar como es debido de la función. Es que hay presentaciones arrechísimas, con dibujos tridimensionales, párrafos que saltan y dan vueltas como un ciclón antes de dejarse leer, video, audio y demás triqui traquis que importa un carrizo si el orador domina o no la materia, que con semejante despliegue audiovisual merece el Oscar más que James Cameron por Titanic.
Si algo amerita decirse, debe ponerse en láminas, decirse con PowerPoint. Traducido al español significa algo así como “punto energético”. ¿Qué energiza? ¡Pues nada menos que los genes de la memoria y la elocuencia! Y es que si al momento de la charla no abre el archivo de PowerPoint, el erudito caerá de bruces al foso de la amnesia y el tartamudeo: conozco a profesores que suspenden actividades porque se averió el video beam y no pueden “proyectar” la materia; mientras los gerentes desprovistos de esta aplicación son una especie desnuda, desamparada, peor a que si les arrancaran de cuajo los palitos de comer sushi.
Alguien que diserta sobre un tema a muela limpia corre el riesgo de ser confundido con un charlatán. Con PowerPoint, ni de vaina. Con PowerPoint se es un conferencista, un orador literalmente iluminado que ante una duda del público responde casi con enojo: “espere, que eso lo aclaro tres láminas más adelante”. Los espectadores pasamos a ser críticos de las bellas artes, concentrados en la reflexión: “debió ponerle menos letras y más dibujitos”, mirando fijo la pantalla no sea que el conferencista nos lance una pregunta por andarlo viendo a los ojos.
Según Microsoft al día se diseñan unos 30 millones de presentaciones de este tipo, 80 veces más que el número de bebés nacidos durante ese lapso en todo el planeta. Nadie es ajeno a su encanto. Si ahora los dirigentes exponen sus delirios en primorosas diapositivas (el papel aguanta todo, pero PowerPoint ¡lo anima!), y el secretario de la junta de condominio apela a imágenes prediseñadas para esclarecerles a dos vecinas cómo echar la basura por el bajante, no tarda el día en que su uso irrumpa en el espacio íntimo.
Llega uno tarde a casa para encontrar a la mujer, ya no blandiendo el anticuado rodillo, sino armada con una laptop y presta a proyectar ciertas laminitas. Tras un efecto de barrido horizontal aparece el icono de una tijera desbaratando corbatas y pantalones, seguido de un archivo Quick Time donde los hijos dicen adiós en medio de un mar de lágrimas para de inmediato la expositora desplazar el haz del apuntador láser hacia la imagen de la casa y el carro difuminándose inexorablemente, y de ahí a la frase con que toda buena muestra de PowerPoint cierra su rito, “Muchas Gracias”.

2 comentarios:

Xyrenita dijo...

Bueno, algo tenemos que sacar provecho de la tecnologia aunque sinceramente , no me gustan los "oradores" (el titulo les queda muuuuy grande), descarados que si se les acaba la bateria a la laptop o no les funciona el pen drive, no pueden dar su charla solo porque en realidad no hacen mas que leer todo lo que dice la lamina... osea la propia CHULETA de manera "disimulada", si es asi ... entonces para que dejaron atras las laminas de papel bond?? .. no me jodas es la misma verga, solo que eso les hace parecer mas sofisticados y que saben usar una pc ..gran cosa... que me hagan una pagina basada en php, animaciones flash, diseno con una estructura grafica que nos sorprenda como el Vista ..y despues hablamos.. mientras sigan poniendo aplausos al final de su presentacion, para que no se sientan tan mal si a nadie le agrada ese download de google.

Yudith dijo...

Esta excelente tu blog, si tengo que dar puntuacion de mi para ti es 10.
Y tambien hay que darle honor al que honor se merece, como PowerPoint. Felicitaciones Comentarista de Primera Clase!