sábado, septiembre 17

Confesiones de un Mister




“Kerida mami, te ezcribo desde París, junto a la ventana donde se ve clarita la Torre Infiel, muerto de los nervios porque esta noche se celebra el concurso. Disculpa que halla tardado en ezcribirte, pero desde de que llege al aereopuerto he estado tan ocupado que asta he perdido la loción del tiempo. Por aquí a llovido duro, como en el danubio universal, y e dado cienes y cienes de entre vistas donde me he mostrado espontanio y poco ostentorio. Yo creo que estoy entre los favoritos o al menos entre los finalistos.
Las cosas tanpoco a sido bien facil. No es por rascarme las vestiduras, pero e tenido algunos intercados con otros concursantes y casi me descalcifican porque me agarre en el baño con Mister Bolivia por el secador. Ni falta que me importa. Al mister orondo de Italia, por ejemplo, lo impulsaron en fragante violación porsupuestamente inyectarse asteroides. La competencia es fuertisima. Hubieron algunos que hablan mas de un castelllano, es decir, son trogloditas, y ay mucha endivia, corrosion y lenguas vespertinas. Pero de eso no se habla mucho por que es un tema vudú. Como se venia venir, me han echo preposiciones indecorosas, pero yo hago caso sumiso y pongo los pies en polvo rosa porque ya sabes como soy yo, tan chupado a la antigua. Pero eso es harina de otro cantar y a los hechos me repito.
E echo, tanbien, muchos amiguis, con los de que nos infundamos animos unos a otros y nos acemos subgerencias entre nosotros mismos. Jugamos a la botellita para limar las perezas y conocimos juntos el Museo de La Ubre y subimos arriba en un tele-esferico que ascendio hacia lo alto. Me dio un miedo durísimo. Se me puso la piel de punta y los pelos de gallina. Dicho en tres palabras: in pre zionante.
Te ezcribo personalmente, de igual forma, para que le digas a papi que me haga una transfunsión a nivel bancario porque se me descocio el traje tipico de pajaro guarandol y se me acabo la plata para la comida no prejudicial para mi figura ¡Como quisiera volver a comer píparamente! Como lo hiso moises en las bodas de Canadá. Aunque no creas que todo esto es puro fisico. No es por falta de ignorancia, pero me he rebanado los sesos estudiando para la cesión de preguntas y respuestas. ¡Asta me ley un poema y todo! “Cien años de putas tristes”, de Aldemaro Romero, y vi la peli venezolana nueva, “Yordano se va volando”. Al fin del cabo, los premios del concurso valen todos estos sacrificios: un reloj de acero inexorable y un carro verde mentalizado y faros alucinógenos.
No creas que son configuraciones mias, pero tengo la acorazonada de que voy a ganar el concurso, mami. Aunque se que no soy un desecho de virtudes ni se le pueden pedir peras al horno, todas estas bivencias me han hecho ver la vida desde otra respectiva, y en un presunto negado que no gane, volvere de nuevo a la bida sedimentaria. Ahora me despido por que me voy a mi cesión en el gimnasio que hoy me toca entrenar pestañas y cuticula, y a prepararme una efusión de manzanilla porque los nervios me tienen hipertenso. Espero de que veas el concurso por la tele, lo van a transmitir via salitre. Se despide, sin más dilatación,
Tu hijo Mister”.

4 comentarios:

El Zord dijo...

Jajajaja demasiado bueno!!!!
Demasiado bueno tu blog también
Saludos

Qx dijo...

...lloraba de la risa, en la oficina no se explicaban qué me sucedía. ¡Genial!

Belladona dijo...

Demasiado bueno esto.. me hiciste reir bastante.. ;)
saludos !

|Andina| dijo...

jajajajaja MORÍ!!!
“Cien años de putas tristes”, de Aldemaro Romero, y vi la peli venezolana nueva, “Yordano se va volando”.

Verga, el pana debe ir a el reality show de los modelos más inteligentes de America. Seguro diría con su gran sonrisota: La Torre Infiel queda en París, pero no en Francia por dios!

Saludos verdes :)