miércoles, junio 6

Drama sin orgasmos



Semanas atrás, una actriz anunciaba que los escritores de obras de teatro y libretistas de las telenovelas que se hacen en el país han de evitar incluir en sus creaciones palabras de abominable crudeza tales como “barrio”, “sexo”, “tiroteo”, “orgasmos” u otros términos que -por resultar antipáticos al oído de las abuelas- atenten contra la decencia y las buenas costumbres, tan de capa caída en estos tiempos.
Camino a redimir a la Sodoma y Gomorra en que tiende a convertirse nuestras tablas y pantalla chica, se advierte la pronta aplicación de medidas virtuosas, tales como editar los programas de la tele donde unas sátiras inician a la audiencia en el amamantamiento de los críos, sustituir los desfiles en traje de baño del Miss Venezuela por desfiles en burka, así como enriquecer los guiones de las telenovelas con un vocabulario de veras edificante, lo que sin duda generará producciones dramáticas de ensueño a partir de diálogos como el que muestro a continuación:
- Protagonista: Objeto de mi deseo, dime el porqué de tu demora.
- Protagonisto: Es que en el camino un par de amigos de lo ajeno me apremió con una herramienta punzo penetrante para que le concediera los bienes consignados en mi billetera u objeto rectangular hecho de piel que llevo siempre conmigo.
- Protagonista: ¡Recórcholis! ¿Cómo podría yo reconfortarte luego de ese episodio hoy en día tan inusual?
- Protagonisto: Con un besito donde el cachete pierde su buen nombre.
- Protagonista: ¿Un besito? ¡No seas sórdido! Querrás decir un contacto físico, ejercido por el músculo cutáneo membranoso ubicado a las puertas del aparato digestivo, y que en ciertas culturas es muestra de afecto. Pero ya sabes que mi padre se opone a lo nuestro porque tú provienes del sector poblacional económicamente acaudalado, y si nos encuentra descargará sobre tu humanidad detonaciones de esa sustancia explosiva inventada por los chinos en el siglo IX.
- Protagonisto: Así me deje físicamente inanimado, seguirás siendo ese pronombre posesivo de primera persona del singular que indica la relación de pertenencia entre lo poseído y un poseedor.
- Padre (tras entrar repentinamente a escena, en compañía de la madre de la protagonista): ¡Unigénita, apártate de ese sujeto dotado prósperos recursos financieros!
- Protagonista: Ascendente paterno, es hora de que sepas nuestra situación veraz (suena de fondo un inquietante toque de marímbola): la cigüeña viene en camino.
- Madre (alarmada): ¿Cómo ocurrió eso?
- Protagonista: La abejita, con sus patitas llenas de polen, visitó mi flor y la fecundó, posibilitando la producción de semillas y frutos.
- Padre (mientras extrae un cambur pintón del bolsillo y apunta al protagonisto): Prefiero que te lleve el coco antes de abrigar a un descendiente de tercera generación no autorizado.
- Madre: Ay, me da una necrosis del órgano cardiovascular por falta de riego sanguíneo (cayendo al piso). ¡Me siento no viva!
- Protagonista: ¡Progenitora, no expeles el último suspiro, progenitora!
(Proseguirá…).

8 comentarios:

J-oda dijo...

Me excretas!

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Muy bueno, la novela de la no renovación de la concesión.

Natisla dijo...

gracias!!! has logrado lo que crei imposible! me robaste una sonrisa y por un momento en el dia de hoy, olvide los problemas! Gracias sinceras por eso

Betzabeth dijo...

me fascina como plasma reales inverosimiles en papel! soy una fans de su columna en la revista dominical y me alegra haberme percatado de que usted cuenta con un blog (nunca leo las letras pequeñas) lo visitare amenudo.

Lo invito a pasearse por mi blog: sincausaaparente.blogspot.com

Шєи dijo...

Simplemente excelente. Me encanta leer cada cosa que escribe, es algo único. Su columna es una de las de mayor calidad que vienen contenidas en la revista Dominical, y para mí se ha convertido en algo imprescindible cada semana.

Maria Estilia dijo...

No hay lugar para tanta discordancia mental!!! tu ta loco mano!

Lugnita dijo...

Jajajajaja, me has hecho reir, lo que considerando mi estado anímico actual, es toda una proeza. Gracias, joder.

...

Digo, "demonios".

Anónimo dijo...

la columna de hoy tiene algunas razones
pero coño piensa en los animes!!
podran ser muy cierto lo de los musculos
pero x dios son dibujos!!
osea!!
que idiota el que piense que no se compara con esos dibujos!!
y tambien hay unos animes que son
buenos...
para mi todos son buenos ecepto dragon ball!!
ESO SI ES UN ANIME MALO!!
DEVERIAS P0ONER UNA COLUMNA
DE LO MALO QUE ES DRAGON BALL!!
y si maroc es asi fue x una cosa
cada anime tiene su misterio y no tiene nada de divertido un anime ladilloso que entiendas algo solo con ver un capitulo!!
weno
chao!
att:lau otaku!