martes, diciembre 8

Cómo decirle a su hijo que San Nicolás no existe

- Envíe a su hijo a que coloque él mismo los regalos bajo el árbol navideño.
- Diga la noticia como al boleo, mezclada distraídamente entre comentarios casuales: “Hijo, esta temporada de béisbol estuvo buenísima, mucho más emocionante que en años anteriores, San Nicolás no existe, y espero que en la Serie del Caribe nos vaya bien”.
- Razone la explicación con argumentos financieros: “Santa tenía su cuenta de ahorros en Banpro. Y ahora, ni Santa ni Banpro”.
- O barájela entre revelaciones mayormente descorazonadoras para minimizar los efectos de la decepción: “Tu madre y yo vamos a divorciarnos porque ya no nos soportamos. Y San Nicolás no existe”.
- “Sí, hijo, se parecen mucho, pero ese que ves ahí es Leonardo Padrón”.
- Gradualmente: “Lo último que supe de él es que estaba muy, pero muy enfermo…”.
- Llame a su hijo a la habitación donde precisamente usted se está colocando la barba de Santa.
- Con tono filosófico: “En el sentido lacaniano, la realidad es una percepción subjetiva inconstante donde quizá ninguno de nosotros existe, incluido San Nicolás”.
- Grabe la frase “etsixe on salociN naS” en una cinta magnética e inste a su hijo a que la escuche de atrás para adelante.
- Sustituya esta creencia por otra menos costosa (“¡Pero Campanita sí existe! Aunque ella no trae regalos”), o con mayor pertinencia patriótica como las leyendas de El Silbón, La Sayona, Juan Machete o la del Enano de la Catedral.
- Sostenga que se trata de otra teoría conspirativa más, junto al montaje de la visita del hombre a la Luna y el “suicidio” de Marilyn Monroe.
- “San Nicolás no existe y por eso no te va a traer jugueticos esta Navidad, pero igual te tienes que portar bien porque el Coco ¡sí existe!”.
- Versión ecologista: “Por el calentamiento global, el Polo Norte se está derritiendo y ahora no se puede ni ir ni venir de allá”.
- Proclame que esta creencia no es más que otra manipulación ideada por el capitalismo para exprimir a las masas: “Ese personaje fue un invento de la Coca Cola a principios del siglo pasado con el fin de vender más refrescos e incrementar así las ganancias de tan avariciosa trasnacional”.
- “Hijo, todas tus sospechas son ciertas”.
- Póngalo en tres y dos: “O crees en mí o en San Nicolás. Tú escoges”.
- La próxima vez que una pareja de Testigos de Jehová toque a la puerta, anime a su hijo a que los reciba y les pregunte sobre tan debatido tópico.
- Sin perder el contacto visual: “Piensa mal y acertarás”.
- “Era Michael Jackson”.
- Un momento apropiado para anunciar la verdad es cuando su hijo llegue a casa con películas triple X dentro de una bolsa (de seguro ya no le importará).
- “Con esta inflación acumulada del 20 y pico por ciento, tampoco existen el Niño Jesús ni los Tres Reyes Magos”.
- Muéstrele esta página.
- “Sí existe. Pero es pichiiiirre”.

9 comentarios:

Carola dijo...

jajajajajajaja!!!
No puedo contigo y menos con este post...
jajajajaajja!
Conchale vale después que no digan por qué los niños llegan a la adolecencia todos rebeldes si es la mayor traición que una persona puede padecer, semejante engaño de parte de sus padres precisamente es una época tan familiar.
Ya lo entendí todo y por si las moscas voy a guardar este post para la posteridad, pa´que me ayude a entrarle al momento de la verdad.

jajaja!

Saludos desde México y Felices Fiestas ;)

Yudith dijo...

Hola Castor, tu humor siempre me hace reir, me gusto la de...version ecologista y la ultima, si existe San Nicolas! Un beso y un abrazo navideño!

Anónimo dijo...

genial!!!!!!

Dulce Penélope dijo...

Te pasaste de cruel, aunque creo que estos niños generación Ipod no creen en Santa, ni en Dios ni en nadie...

Vale* dijo...

Jajaja que bueno quedó este post! Siempre me haces reir! Me encantó la de "Era Michael Jackson" y la de "San Nicolás no existe y por eso no te va a traer jugueticos esta Navidad, pero igual te tienes que portar bien porque el Coco ¡sí existe!” Que humor tienes.! Saludos desde Aragua :D

Guada GN dijo...

Me encantó. Mi niña por el momento sí cree, pero yo creo que se está haciendo la tarada por que piensa que si no nos sigue la corriente no le regalamos nada. Voy a guardar este posto, pero yo pienso esperar a que la desilusionen sus compañeros de clase, como debe ser.

Anónimo dijo...

Debe ser que no tienes hijos, qué artículo tan malo este..., por cierto documéntate un poco sobre la temporada de beisbol y deja de escribir tantas pendejadas como las "Bromas para el Día de los Inocentes" publicadas en la revista Dominical de hoy 27/12/09. Qué bromas tan estúpidas, seguro que te han hecho caer con esas pendejadas... "Tiburones remonta la cuesta"??? debes ser un caraquista o magallanero "bullero" que no sabe ni "jota" de beisbol o peor aún, un tigrero de los que creen que el beisbol existe de hace 5 años... "échale" un vistazo a la tabla de posiciones del beisbol venezolano y después escribe... You suck!!!

Cástor E. Carmona dijo...

Ya echaba en falta una buena sacaíta e´ madre...

Terepa2008 dijo...

¡ay Dios!¡pobres niños!
jejeje
nunca he apoyado lo del viejo gordo, prefiero al niño Jesús... pero igual, nada de regalos de la nada, "tus papás y familiares que te queremos mucho" me ha parecido siempre lo mejor... no obstante... ¡cuánta creatividad! me encantó lo del coco... jajajaja XD demasiado... ¡felicitaciones!

¡Sigo leyendo!